Expresión de solidaridad

Centros (África: Costa de Marfíl)

Bocanda

La Misión de Bocanda presta múlptiples servicios a una serie de comunidades locales que sufren las limitaciones causadas por la pobreza. La precariedad y la falta de recursos hacen mella en una población muy desfavorecida.

Aquí, las Hermanas de la Caridad de Santa Ana se esfuerzan día a día para cubrir las necesidades más básicas, especialmente las relacionadas con la sanidad, la salud y la formación de los jóvenes.

El dispensario médico da servicio a personas sin recursos, que de otro modo no podrían acceder a la atención de su salud o a medicinas. En el centro se atiende a enfermos y minusválidos. Además, los jóvenes reciben una formación que incrementa sus posibilidades para el futuro.


Dimbokro

En Dimbokro, las Hermanas de la Caridad de Santa dan respuesta a todas las necesidades que surgen de la carencia de recursos y oportunidades.

La Misión trabaja en varios frentes, ofreciendo soluciones y esperanza a menores, jóvenes y adultos. Se atiende la enseñanza básica en la Escuela de Alfabetización. Se cubre la asistencia social de las personas con discapacidad. Se trabaja en la prisión civil.

También se mantiene la atención a la sanidad y la salud a través del Centro de Salud “Notre Dame des Apôtres”, que ofrece los servicios de Consultorio, Centro de Nutrición y Farmacia interna. Se da cobertura a los enfermos de SIDA a través de un programa específico. Se atiende la alimentación de los más pequeños por medio del Centro Nutricional y se cuida de los enfermos de lepra.


Komborodougou

Esta Misión de las Hermanas de la Caridad de Santa Ana atiende a decenas de poblados, con miles de habitantes carentes de recursos e infraestructuras.

En Komborodougou, las Hermanas ofrecen soluciones a las necesidades más básicas de las personas: un Dispensario Médico que presta especial atención a pacientes de VIH y madres embarazadas, un Centro Nutricional para atender a niños desnutridos o mal alimentados, un Internado para mujeres en gestación avanzada, un Centro de Alfabetización para niños y adultos, unos pozos para la provisión de agua...

La Misión aporta todo lo necesario para compensar las carencias que provoca la pobreza en este lugar.


Korhogo

En este lugar de Costa de Marfil, los jóvenes sufren la presión de una organización social desestructurada y una cultura que impone el machismo y la desatención sobre ellos.

Muchos acaban viviendo sus vidas en la calle, sin acceso a una educación y sin posibilidades de alcanzar un desarrollo digno. Aquí es donde Fundación Juan Bonal y las Hermanas de la Caridad de Santa Ana entran en acción, recogiendo a los que carecen de afecto y recursos, y ofreciéndoles toda la esperanza que nace en el Centro para Jóvenes.

En el Centro, reciben una educación y formación profesional, y desarrollan valores que les impulsan hacia adelante. Ahora pueden mirar hacia su futuro con optimismo, conscientes de contar con las herramientas para llegar a ser los adultos que sueñan ser.


Tiemelekro

En Tiemelekro, las Hermanas de la Caridad de Santa Ana atienden cada día a muy pequeños, de diversas nacionalidades y etnias, y les ofrecen una educación que les forma y les facilita las herramientas que necesitan para su desarrollo.

Los niños provienen de familias campesinas muy pobres, y carecen de recursos. Fundación Juan Bonal se esfuerza para encontrar recursos con los que mantener esta escuela y hacer posible que los niños sigan recibiendo una formación básica que es vital para ellos. Las Hermanas, con cariño y dedicación, ofrecen lo mejor de sí mismas para llevar este empeño a cabo.

Pero, además, en esta misión se atiende a la mujer, al cuidado de la salud y la sanidad de la zona, a la atención de la discapacidad... Todo un trabajo diverso que ofrece respuestas ante las dificultades que la vida impone en este lugar.

Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más información Aceptar