Expresión de solidaridad

Carta de la Hermana Primi Vela desde la India

01/04/2020

01/04/2020 Carta de la Hermana Primi Vela desde la India

La Hermana Primi Vela nos escribe desde la India para compartir con todos algunas reflexiones sobre la solidaridad en esta difícil situación, a la luz de lo que están viviendo en la misión de Ankur y en otras repartidas por todo el país.

Su mensaje nos ofrece sabiduría y algunas claves para la esperanza.

***

"La Solidaridad en estos momentos.

Nuestro mundo ha cambiado de la noche a la mañana. El coronavirus nos ha obligado a unirnos, a ser solidarios y a organizar acciones urgentes sin precedentes Todos estamos llamados a cuidarnos unos a otros en este momento.

El miedo al coronavirus puede llevar a las personas a excluir a otros, negarse a enfrentar la realidad. El coronavirus afecta no solo a las personas, sino que el miedo también socava a toda la sociedad. Por eso debemos resolver la crisis como comunidad.

La paradoja de las enfermedades infecciosas es que debemos distanciarnos de los demás para protegernos. Debemos aislarnos a nosotras mismos. Estas medidas, el aislamiento y la libertad de movimiento limitada, pueden parecer amenazantes. Además, las personas temen la enfermedad misma. Este miedo puede hacer que excluyan a otros.

La solidaridad nace de la compasión, ese sentimiento de tristeza y ternura que se tiene hacia los males y las desgracias de otras personas, y que impulsa a aliviar su dolor o sufrimiento, a remediarlo o a evitarlo. Nuestra Congregación sabe mucho de esto, desde sus inicios hace mas de doscientos años.

Todos nosotros, individuos y comunidades, tenemos una opción en este momento. No somos impotentes. Podemos elegir la solidaridad y la compasión, protegiendo y ayudando a los más vulnerables, y actuando en línea con el bien común. La mejor manera de estimular la solidaridad es mostrar nuestro ingenio y mostrar cuántas iniciativas estamos tomando para apoyarnos mutuamente.

Podemos salvar muchas vidas.

En Mumbai. nuestra Comunidad ha tenido la suerte de tener a nuestro lado al Departamento de Policía del barrio. No solo dándonos, en este confinamiento tan riguroso y que tanto protegen, la licencia de libre movimiento para ayudar a los demás, sino que nos proporcionan material de ayuda para poder distribuir, comenzando con un camión cargado de verduras frescas. Hemos seleccionado varias zonas de extrema necesidad  y visitamos esas familias, dándoles la alegría de que la vida sigue sin temor, que tienen asegurada su alimentación. En algunas de estas zonas, la misma policía nos ayuda en la distribución. Se les da lo básico para vivir: arroz, trigo, aceite, azúcar, verduras...

Damos a Dios gracias por facilitarnos el poder dar. 

Hermana Primi Vela, Comunidad de Ankur – Dilkush, Mumbai."

 


Fundación

Discapacidad

Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más información Aceptar