Expresión de solidaridad

Madrina, gracias... Soy Rubí

Madrina, gracias... Soy Rubí

"MADRINA, GRACIAS... SOY RUBÍ. A diario voy a la escuela gracias a ti. Quiero que sepas que tengo muchos amigos. Algún día, ayudaré a mi madre y mi abuela. Te prometo que voy a estudiar mucho. Te enviaré mis calificaciones. Y, cuando sea mayor, llevaré a otros niños a la escuela." Son algunos de los mensajes que recibimos de nuestros niños apadrinados en diferentes países del mundo y atendidos por las Hermanas de la Caridad de Santa Ana.

Fundación

Discapacidad

Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más información Aceptar