Expresión de solidaridad

Las Hermanas luchan contra la pandemia en lugares críticos de todo el mundo

11/09/2020

11/09/2020 Las Hermanas luchan contra la pandemia en lugares críticos de todo el mundo

Las Hermanas de la Caridad de Santa Ana continúan trabajando cada día con todo su esfuerzo y ánimo para afrontar las dificultades provocadas por la pandemia global del COVID-19.

Las misiones que atienden en los cinco continentes acogen a personas que lidian con la pobreza, la escasez de recursos y la falta de oportunidades para tratar de sobrevivir. Además de las carencias a las que se enfrentan, se suma ahora la amenaza del coronavirus y el riesgo para la salud que trae consigo. Esto causa que muchas formas de relación entre las personas, que antes eran la única manera de ganarse el sustento en los lugares menos privilegiados, sean ahora inviables o incluso prohibidas. Ante esta situación, quienes sufren la pobreza asisten impotentes a la suspensión de sus mínimas opciones de sustento. Muchísimas familias en todo el mundo se desesperan ante la incertidumbre y la imposibilidad de cubrir sus necesidades básicas, especialmente las de niños, ancianos y enfermos.

Las Hermanas de la Caridad de Santa Ana y Fundación Juan Bonal mantienen su esfuerzo diario y las misiones siguen en pie, ofreciendo ayuda, consuelo, cariño y atención básica para todos los necesitados.

América es hoy el epicentro de la pandemia. Estados Unidos es el país con mayor número de casos, seguido por Brasil, con una situación dramática. En América Latina, la realidad es crítica y el sufrimiento intenso, debido a la falta de recursos, infraestructuras y medios. México, Colombia, Perú, Argentina y Venezuela son los siguientes países más afectados de la región. En estos países, las Hermanas se afanan por dar respuesta a la demanda de ayuda de las víctimas y por proteger a los más vulnerables ante la epidemia. Su trabajo diario está salvando vidas cada jornada, y no pueden desfallecer.

Por otro lado, India sufre un nivel de contagio elevadísimo y es el país con mayor número de muertes diarias en el mundo, su tasa de mortalidad preocupa enormemente, y es que la pobreza deja a gran cantidad de personas sin oportunidad de reacción ante el peligro. No tienen con qué protegerse. En India viven las poblaciones más pobres del planeta, como los adivasis. Aquí, las Hermanas trabajan diariamente, visitan los asentamientos, proveen de alimentos, reparten ropa y bienes de primera necesidad. Para muchos, es la única ayuda que reciben en un momento tan crítico.

En África, la incidencia del virus está siendo menor, pero igualmente las misiones de las Hermanas se preparan, desarrollan protocolos para proteger a los niños y vigilan la salud de las personas. Las condiciones previas a la pandemia provocan la preocupación ante una situación similar a la vivida en el primer mundo, pues aquí el sistema sanitario es, en muchos casos, embrionario o incluso inexistente. Las Hermanas se convierten en un foco de vigilancia, atención y esperanza.

Y en Europa, las Hermanas desarrollan una importante labor en el ámbito educativo y sanitario. En éste último, descubrimos cada día cómo las Hermanas asisten a enfermos en hospitales, clínicas y centros sanitarios, desempeñando una función social de ayuda, apoyo, atención médica y contacto entre pacientes y familiares. Su asistencia es vital para muchos enfermos, que viven el proceso de su enfermedad de un modo mucho más humano.

La pandemia continúa extendiéndose en el mundo, pero el espíritu humano no decae. Personas como las Hermanas de la Caridad de Santa Ana y entidades como Fundación Juan Bonal unen sus esfuerzos en la lucha diaria para afrontar la pandemia, salvar vidas y lograr superar la amenaza. Sus centros repartidos por todo el mundo se convierten en puntas de lanza para frenar la epidemia y lugares donde encontrar consuelo y esperanza. Para muchos, son lugares y personas con quienes encontrar una oportunidad.

El objetivo es luchar por la dignidad de la persona, sin dejar a nadie atrás.
Fundación Juan Bonal es expresión de solidaridad.

***

Fundación Juan Bonal mantiene abierta una campaña de ayuda a las víctimas y afectados por el COVID-19 más vulnerables.
Colabora y asume esta responsabilidad con nosotros.

Puedes hacer tu donativo en esta cuenta del Banco Santander:
ES68-0075-0006-04-0702713158 > Especifica el concepto "Campaña frente al COVID-19", por favor.

El importe íntegro de las donaciones será destinado a ayudar a las víctimas del COVID-19 en las misiones de las Hermanas de la Caridad de Santa Ana en todo el mundo.

Más información:
www.fundacionjuabonal.org
https://colaborador.org/proyectos/

Fundación Juan Bonal es expresión de solidaridad.


Fundación

Discapacidad

Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más información Aceptar