Expresión de solidaridad

"Esta alegría da sentido a todo el esfuerzo realizado"

13/01/2020

13/01/2020

Hablamos con la Hermana Yulis acerca de su experiencia como Superiora y Vicaria de la Comunidad de Juan Bonal en Anajás, Brasil, que se extendió hasta 2013.

¿Cuál fue tu labor en esta misión?
Mi labor era completa: fui la Superiores de la Comunidad Juan Bonal y, al ser vicaria y no haber sacerdote, yo hacía las veces y bautizaba, celebraba matrimonios y Eucaristías, enterraba a los difuntos... Además, fui la Superiora del Cantinho Infantil.

Cuéntanos acerca de la iniciativa del Cantinho para los más pequeños.
En el desempeño de nuestro trabajo, descubrimos que había mucha agresividad en los niños y jóvenes, fruto de la falta de un espacio en el que jugar y socializar. Teníamos 111 niños en la misión, y buscamos una casa para crear este espacio.
María Tabosa nos regaló un solar, y hablamos en la iglesia a los fieles acerca de lo que queríamos hacer: construir la Casa de los Niños. No queríamos dinero, queríamos que contribuyeran con materiales y mano de obra. Y así, el pueblo construyó la Casa en tan solo un mes y medio.

¿Recuerdas alguna anécdota especial de aquellos días?
Mientras se terminaba de construir la Casa, escribimos cartas a empresas y famosos: contactamos con Palmolive, Colgate, Aerolíneas El Dorado, la cantante Xuxa... El 23 de diciembre, nos avisaron de que habían llegado unas cajas en barco, con juguetes para los niños. En plena víspera de Navidad, me senté a llorar en al barco, presa de la emoción por el milagro.

¿Cómo colaboraron los jóvenes a la puesta en marcha del proyecto?
Los niños arreglaron la Casa y abrieron un concurso para ponerle nombre. El nombre ganador fue "Cantinho Infantil", que significa "el rinconcito de los niños".
Después, hicieron las normas de la casa. Algunas de ellas fueron que todos debían estar bañados y limpios, todos debían jugar en grupo (nadie debía quedar solo), los juguetes no se podían sacar de la Casa porque eran de todos los niños, si se rompía un juguete había que avisar al Guardián de la Casa, etc...
También debían recoger todos los juguetes antes de recibir la merienda.

¿Qué repercusión social tuvo el Cantinho Infantil?
Originó muchos líderes y genero expectación en la comunidad. A veces venían de la escuela infantil y otros lugares a compartir el espacio por un día, y empezó a extenderse la reputación del Cantinho Infantil. El alcalde vio la importancia de la Casa y facilitó que alguien viniera a cocinar y limpiar para ayudarnos. Al tiempo, comenzaron a venir desde otras comunidades, y también les dábamos merienda, les contábamos cuentos, hacían teatro, leían, hacían radio... Cada día, había actividades diferentes.

¿Y el resultado a nivel social?
Fue muy positivo. La agresividad disminuyó. Los que iban mejor en el colegio podían ser Guardianes de la Casa, lo que hizo que muchos niños mejorasen en el colegio. La iniciativa de nombrar al Guardián del Mes hizo que los padres estuvieran orgullosos y tomaran mayor compromiso.
El Cantinho Infantil también nos permitió descubrir a los niños que eran víctimas de violencia, violaciones, maltrato... Ellos venían y nos lo contaban. El juez colaboraba con nosotras: por ejemplo, si un niño era condenado por ladrón, le ordenaba hacer trabajo social aquí.
El cambio social ha sido muy importante, gracias a esta Casa.

¿Qué me puedes decir de la vida de los jóvenes, una vez que han terminado su estancia en la casa?
Los chicos que fueron ayudados en su día, hoy ayudan a otros.
Te pondré un ejemplo: Manuel Suárez fue criado por sus abuelos, ya que su madre padecía una enfermedad mental. Era un chico sumamente rebelde; fue expulsado del colegio y acabó viniendo a la Casa. Se hizo Guardián de la Casa y del grupo de jóvenes y adolescentes. Era amigo de los pandilleros, y después traía a jóvenes de las pandillas aquí, a sembrar, pintar, etc... Llegó a ser el líder de la Casa. Pasado el tiempo, ha estudiado Pedagogía, y hace poco me envió una foto en la que celebraba que acababa de recibir su título. Hoy, está ayudando a muchos otros como él.
Es muy motivador, y esta alegría da sentido a todo el esfuerzo realizado.

 


Fundación

Discapacidad

Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más información Aceptar