Expresión de solidaridad

Emergencia en Venezuela; hambre, caos e incertidumbre

01/05/2017

Desde Venezuela nos llegan informaciones muy preocupantes. Las Hermanas nos informan de la situación y proponen a Fundación Juan Bonal que seamos canal de solidaridad para hacer llegar a nuestros benefactores el sufrimiento del pueblo venezolano y por ende reclaman nuestra ayuda. 

Chávez tenía muy claro que el país debía vivir del petróleo. El "trueque" era tan sencillo, como inocente a la par que peligroso: "Todo el mundo vivirá del petróleo, yo lo garantizo", decía. Digo "peligroso" porque de forma subyacente el voto debía mantener en el poder al chavismo. Fue así como el gobierno expropiaba empresas, no con el ánimo de hacerse cargo de las mismas sino más bien de garantizar su destrucción total. Con el tiempo, las multinacionales han salido del país, se ha roto el tejido industrial y las pequeñas empresas mal viven al pairo de decretos, impuestos e incómodos trámites para elaborar cualquier tipo de gestión administrativa. 


(Los supermercados carecen de todo tipo de productos)

Desgraciadamente, llenar un depósito en Venezuela cuesta menos de un euro, si bien, la situación es insostenible a la par que incomprensible. El país carece de refinerías propias, no mantiene adecuadamente la explotación de sus pozos y ya hay quien, por una gestión manifiestamente inadecuada, pone fin a la explotación a pesar de las bolsas de crudo que quedan por extraer. 

A estas carencias se suma la corrupción, el afan de poder, las maniobras de interés socio-político que mantienen en el poder al presidente Maduro a pesar de que el pueblo no quiere vivir con un gobierno que ha dejado latente su incapacidad a todos los niveles. Las manifestaciones se multiplican por el país y es bien conocido por todos el estruendo de las "caceroladas" que se dejan oír ante cada movimiento político contra la población.

En tan solo dos días el presidente ha aumentado en un 60% la nómina del funcionariado a pesar de que la inflacción alcanza ya el 1.660% y por lo tanto cualquier aumento es ya inconsistente para un pueblo en verdadero estado de emergencia humanitaria. Así mismo, y hace tan solo unas horas, el gobierno chavista ha respondido a las protestas populares mediante la convocatoria de una Asamblea Constituyente cuyo fin no es otro que dilatar, en al menos dos años, el proceso de creación de unas nuevas constituciones y anular así a cualquier tipo de oposición. Anuncio que "en uso de mis atribuciones presidenciales como jefe de Estado constitucional, de acuerdo con el artículo 347 convoco al poder constituyente originario para que la clase obrera y el pueblo en un proceso nacional constituyente convoque a una Asamblea Nacional Constituyente”, dirigiéndose a los obreros en Caracas. 


(Valla publicitaria que recuerda el relevo de Chávez) 

El presidente justifica este acto como "un camino hacia la paz y deseo de anular el golpe de estado"... sin embargo, la oposición hace un llamamiento a la "rebelión". Por su parte, el opositor Julio Borges, presidente de la Asamblea Ancional en rueda de prensa tiene claro que ”Lo que ha pasado hoy (...) es el golpe de Estado más grave en la historia venezolana, es Nicolás Maduro disolviendo la democracia y disolviendo la república”.


(El agua, otro gran problema de necesidad en las poblaciones rurales)


Hermana Coro Erro, Provincial en Venezuela.

La Hermana Coro nos traslada su preocupación por la situación que está viviendo la población de Venezuela. "La población está sufriendo muchísimo. Falta de todo y crece la incertidumbre por momentos. Es muy duro, ¡con lo que ha sido este país!" ... exclama. "Es terrible salir a comprar cualquier alimento. Para que os hagáis a una idea, hay una Hermana que recorre las panaderías todos los días en busca de algo de pan. Trata con testimonios de dolor a diario. Busca por todas partes y llevamos varios días sin nada de pan" "Se está pasando mucho hambre en el país. Algunas cosas nos han podido enviar las Hermanas desde Colombia. Quizás antes era más fácil pasarlo pero está complicado"

"¿Me preguntas por los alumnos de los colegios?. Hay tantas revueltas que las clases, por ejemplo de nuestro colegio de Maracaibo, están al 50%. En ocasiones los padres deciden que sus hijos no acudan al colegio porque tienen verdadero miedo y cuando vienen, los pobres niños ni siquiera han podido desayunar. Es terrible. En Cabruta, se han juntado 18 familias para hacer lo que aquí llaman -olla caldosa-.... una lleva dos zanahorias, la otra un troco de pollo que ha conseguido ni se sabe cómo, alguna arroz... y al final hacen una sopa. Hay que ver a la gente llegar con sus pucheros con cara de verdadera necesidad y muy hambrientos"

"Estamos viviendo con "cajas" basadas en el "censo". Para poner un ejemplo, en nuestra Comunidad nos entregan 3 cajas ya que somos 8 Hermanas. Esta especie de racionamiento es muy sencilla. Cada caja contiene dos kilos de azucar, uno de arroz, un litro de aceite y/o dos latas de sardinas. Algo muy básico. Son productos que traen desde México y tienen el precio regulado"
 

(Hna Coro Erro, Provincial en Venezuela junto a Hna Raquel y otras Hermanas en una visita reciente de Fundación Juan Bonal a Venezuela)

 

Al habla con Monseñor Ernesto Romero, obispo de Tucupita.

 

(Monseñor Ernesto Romero Rivas, obispo de Tucupita -Venezuela)

Con motivo de su visita a España tenemos la ocasión de conversar con Monseñor Ernesto Romero, obispo de Tucupita -capital del estado "Delta Amacuro" población situada al oeste del país en pleno delta del Orinoco. "La situación es muy complicada, cada vez más. La población carece de alimentos, medicinas y seguridad. La necesidad se torna ya en un plano de emergencia y el miedo afecta a toda la población", asegura Monseñor Romero. "Conozco casos de personas que tienen problemas de epilepsia, corazón o hipertensión que han fallecido por carecer de tratamiento médico necesario". Nos pone algún ejemplo de casos muy próximo a él: "Supongamos un matrimo que tenga un hijo y trabajen los dos, pues bien, hoy en día solo pueden acceder a disfrutar de una comida al día. Cierto es que el Presidente ha subido los sueldos a todo el funcionariado en un 60% pero si la vida sube al doble nos quedamos igual o peor". "Es un problema porque además crece la inseguridad ante tantas personas que sufren y el dolor de los familiares de la treintena de muertos que llevamos en este mes de protesta de la ciudadanía".


¿Cómo puedes ayudar en Venezuela?

Necesitamos donativos. Es la forma más segura porque no se puede enviar nada al país ya que seguramente no pasará de las aduanas. En Fundación Juan Bonal veremos cómo hacer que el donativo llegue a quienes sufren y están pasando esta necesidad. Ofrecemos respuesta inmediata en situaciones de emergencia a través de las Hermanas de la Caridad de Santa Ana que se encuentran en la zona y bajo el conocimiento expreso de la situación de los afectados y sus necesidades. Todos los recursos aportados por nuestros benefactores son entregados y gestionados a través de nuestras misioneras. 

En estas cuentas puedes hacer efectiva tu ayuda:
ES77-2085-0129-03-0330053678  -IBERCAJA
ES68-0075-0006-04-0702713158  -BANCO POPULAR
(No olvides indicar: "Emergencia Venezuela")

Luis López
Director de Marketing


YoutubeFacebook

Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más información Aceptar