Expresión de solidaridad

Fundación Juan Bonal ante la emergencia del volcán Fuego en Guatemala

07/06/2018

07/06/2018 Fundación Juan Bonal ante la emergencia del volcán Fuego en Guatemala

El Volcán de Fuego, uno de los más impresionantes de Centroamérica, se caracteriza por sus violentas e impactantes erupciones. La última se produjo el pasado domingo día 4 de junio. Eran las tres de la tarde (hora local) cuando se escuchó una fuerte explosión tras la cual comenzaba la tragedia. 

Un gigantesco "lahar" como así se conoce a los aludes compuestos de lava, lodo, piedras y cenizas, sorprendió a los habitantes de la aldea "San Miguel Los Lotes" y borró del mapa cuanto encontró a su paso. Iván Cabrera, meteorólogo de CNN, calculó que el río de lava pudo alcanzar temperaturas superiores a los 1.000 grados centígrados. El lodo hirviendo segó la vida de más de 100 personas, si bien el número de desaparecidos es incalculable.  

Las dos Comunidades que tiene la Congregación de las Hermanas de la Caridad de Santa Ana en Guatemala no han resultado afectadas. Están a más de 300 kilómetros del volcán. Contactamos con la Hermana Ana Mercedes Villegas, profesora de Ciencias Sociales del Colegio "La Inmaculada" en el Departamento de Alta Verapaz para conocer de primera mano las labores que las misioneras van a desarrollar para atender esta emergencia.  

Hermana, ¿Qué ha ocurrido con el volcán de fuego?

Este volcán es uno de los muchos que están en activo en Guatemala y el domingo hizo erupción lanzando ceniza, piedras, gases y lava. La erupción llegó a alcanzar 6 mil metros de altura y provocó que se destruyeran algunas aldeas cercanas. La lava que arrojó el volcán se desplazó hacia un poblado y lo destruyó todo. Hay muchos muertos y cientos de desaparecidos que muy probablemente hayan fallecido.

Existen albergues temporales para los damnificados que se quedaron sin nada; perdieron sus hogares, sus cultivos, y muchos de ellos, hasta su familia.
La realidad es muy desoladora, hace falta de todo, productos de primera necesidad, alimentos, ropa y sobretodo pensar en que perdieron sus casas y se hará necesario comenzar a pensar dónde se va a reubicar estas familias y cómo colaborar para la construcción de nuevas viviendas.

¿Quién ha resultado afectado y qué consecuencias tiene esta erupción?

Han resultado afectadas familias enteras, pueblos que han desaparecido, algunos pobladores se quedaron sin nada y los cultivos fueron quemados por la ceniza y la lava. Estos son los afectados directos, y los que habitaban más cerca de las faldas del volcán. Hay cerca de 5 mil damnificados en albergues que perdieron todo, pero también hay afectados de forma indirecta cerca de dos millones de personas que viven en lugares aledaños y que han recibido el impacto de la ceniza.

¿Cómo son las dos comunidades de Guatemala y qué trabajo realizan allí?

En Guatemala las dos comunidades se dedican a la educación, en una con educación formal, teniendo estudiantes desde preprimaria (párvulos) hasta bachillerato y otra de educación formal y promoción de la mujer.

Nuestra Congregación ha cumplido 21 años de presencia en Guatemala, nos ubicamos en Alta Verapaz, uno de los Departamentos más pobres y con gentes que no saben leer ni escribir. Tenemos el Centro de Promoción Femenina Ratz’um K’iche’ y el Colegio La Inmaculada trabajamos por fomentar la educación y la dignidad de la persona humana.

¿Qué están haciendo las Hermanas ante esta emergencia?

Ante la emergencia nos hemos enfocado a trabajar con la Conferencia Episcopal de Guatemala y la Parroquia a la que pertenecemos en la recolección de ayuda: alimentos, productos de limpieza, agua, ropa, en fin lo que las personas nos quieren donar.

La colaboración de los familiares de nuestros alumnos ha sido maravillosa, pero estas ayudas son puntuales, creemos que la necesidad será grande por mucho tiempo. Los estudiantes han realizado actividades variadas para recolectar fondos y estamos coordinando con otros centro educativos de nuestra provincia religiosa para que cooperen. Dios quiera que los centros educativos y todas aquellas personas generosas envíen donativos a la Congregación y de ahí a las Hermanas que estamos en Guatemala para hacer llegar más ayuda.

¿Qué planes tienen las Hermanas para prestar su ayuda?

Nos gustaría colaborar lo más posible. Un proyecto muy ambicioso sería ayudar a la reubicación de las familias, construir viviendas, llevar esperanza y fe a muchos damnificados, sobretodo a las familias con niños que lo han perdido todo.

Y, ¿Qué necesitan las Hermanas para poder ayudar?

Las Hermanas necesitamos ayuda, para convertirnos en puente entre aquellos que deseen ayudar y no están en Guatemala y nosotras que estamos aquí.
Necesitamos recursos para llevarles a los damnificados y decirles, aquí como Hermanas de la Caridad de Santa Ana estamos presentes, ustedes no están solos, porque sabemos que donde hay una necesidad y hay deseos de solidaridad nos podemos convertir en esos puentes que lleven consuelo y ayuda.

Hermana, ¿Qué mensaje le gustaría transmitir a los benefactores de Fundación Juan Bonal?

Siempre para los benefactores tengo un gran sentimiento de gratitud porque ellos dicen presentes a las emergencias y necesidades que se dan en los países donde estamos las Hermanas.

Hoy les digo, desde ya, gracias porque sé que nos van a ayudar en esta nueva emergencia que se presenta, esta vez en Guatemala, el país de la eterna primavera. Mil gracias, por su aporte, por su colaboración, porque lo que ustedes nos donen hoy servirá para consolar un niño, un joven, una madre, un padre o un anciano que ha perdido todo de un momento a otro y que desesperadamente ocupa que se le brinde una ayuda…

Gracias Hermana. Algunos benefactores y colegios de la Congregación ya han tomado la iniciativa para participar activamente ante esta emergencia. 
Reproducimos aquí la acción solidaria que en este momento se está llevando a cabo en el Colegio "Santa Ana Liberia" (Costa Rica)

Caridad sin Fronteras.

Ante la emergencia que están viviendo nuestros hermanos guatemaltecos, estamos promoviendo una campaña de caridad que consiste en la donación de 1 euro por estudiante. Lo recaudado será canalizado por medio de la Comunidad de Hermanas de la Caridad de Santa Ana en Guatemala. 

¡Practiquemos con los hermanos que hoy nos necesitan la solidaridad que siempre nos ha caracterizado!


DONACIONES...

Número de Cuenta: ES68 0075 0006 0407 0271 3158  (Banco Popular)
(Indicar en el concepto: Emergencia Guatemala)

Desde Fundación Juan Bonal muy pronto les informaremos para que puedan participar en acciones solidarias similares.

Luis López
Director de Marketing



anteriores 5 anteriores - siguientes 5 siguientes

YoutubeFacebook

Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más información Aceptar