Expresión de solidaridad

Alimentación para ancianos solos y sin recursos en el Comedor San Joaquín y Santa Ana de Olmos, en Perú

23/07/2018

23/07/2018 Alimentación para ancianos solos y sin recursos en el Comedor San Joaquín y Santa Ana de Olmos, en Perú

En 2012, las Hermanas de la Caridad de Santa del Centro Misionero Vocacional María Ràfols constataron una necesidad en el pueblo que nadie estaba atendiendo. Surgió entonces la idea de crear este comedor para la tercera edad.

 

El proyecto surgió tras un trabajo exhaustivo de visitas, casa por casa, en toda la localidad de Olmos. Las Hermanas querían conocer más de cerca la realidad del entorno para captar sus necesidades reales. Descubrieron que había ancianos, viviendo solos en estado de abandono, a quienes nadie atendía, y que presentaban un nivel nutricional muy bajo. Había que constituir un comedor social para dar respuesta a esta situación.

 

El equipo de trabajo está formado por la comunidad de Hermanas, cuya responsable es la Hna. Gloria, Superiora de la Comunidad. La misión está subvencionada al 95% por la Delegación de Nuestra Señora de Gracia, y esporádicamente se recibe algún pequeño donativo. 

 

El Comedor Social Santa Ana y San Joaquín atiende especialmente a ancianos muy pobres, aunque está abierto a otras personas que lo puedan necesitar. En principio, se proyectó para 50 personas, tomando como base los datos de la encuesta realizada por las Hermanas, y considerando el espacio del que se dispone y el soporte económico presupuestado, pero ya se han recibido muchas solicitudes para niños, estudiantes y otras personas que, por el momento, están siendo evaluadas.  

 

En este centro, además de la atención nutricional, se llevan a cabo visitas domiciliarias. Las Hermanas identifican así a las personas mayores que requieren el servicio de comedor.

 

El comedor funciona de dos formas. Los ancianos que tienen posibilidades de acudir al comedor, reciben allí la comida. Los que están postrados o impedidos, reciben los alimentos a través de la coordinación con algún familiar o vecino, y si no hubiera ningún familia, a través de los miembros de la familia Santa Ana. Además, también se apoya a algunos niños que viven con sus abuelos.

 

Fundación Juan Bonal y las Hermanas de la Caridad de Santa Ana atienden así la necesidad más básica y apremiante de las personas sin recursos: la alimentación.

 

Ayúdanos a ayudarles.

 

***

 

Conoce más sobre la labor de la fundación y sus misiones en el mundo a través de los sitios web y Facebook:
www.fundacionjuanbonal.org
www.padrinos.org
www.colaborador.org
www.facebook.com/fundacion.bonal/

 


YoutubeFacebook

Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más información Aceptar