Expresión de solidaridad

Empoderar a la mujer para alcanzar una digna justicia social

08/03/2019

08/03/2019 Empoderar a la mujer para alcanzar una digna justicia social

Fundación Juan Bonal celebra el Día Internacional de la Mujer. Esta fecha se conmemora en todo el mundo, dentro de un camino que lleva recorridos más de 90 años luchando por concienciar a la población de la necesidad de respetar y empoderar a la mujer para lograr así la igualdad real con el hombre.

Se celebró por primera vez en 1909, cuando una declaración de los Estados Unidos instauró el primer Día Nacional de la Mujer. Después, en 1975, las Naciones Unidas establecieron el Día Internacional de la Mujer en el 8 de marzo. Desde entonces, se ha seguido celebrando, junto con numerosos hitos que apoyan el fortalecimiento de la mujer: declaraciones internacionales, plataformas como la de Beijing, comisiones jurídicas, la inclusión de este desafío en los Objetivos del Milenio y los Objetivos de Desarrollo Sostenible, acreditaciones oficiales, reuniones de entidades gubernativas y ONGs a nivel internacional... Todo para lograr, desde distintos ámbitos, la igualdad de género.

La Carta de las Naciones Unidas, en 1945, afirmó por primera vez el principio de igualdad entre mujeres y hombres en un acuerdo internacional. La ONU ha impulsado desde aquel momento un gran número de estrategias, normas y acuerdos internacionales para mejorar la representatividad, la participación y los derechos de las mujeres en todo el mundo.

El objetivo es lograr la igualdad de hombres y mujeres, eliminando las diferencias de oportunidades y recursos basadas en el género, dentro de una perspectiva de pleno respeto de los derechos humanos. Hoy, sigue siendo uno de los grandes pilares de la acción y el movimiento para alcanzar la justicia social. Este año, el Día Internacional de la Mujer tiene como lema "Pensemos en igualdad, construyamos con inteligencia, innovemos para el cambio".

Fundación Juan Bonal desarrolla su acción en los cinco continentes, luchando por los más desfavorecidos y en busca de la dignidad de la persona. Esto nos lleva a trabajar por el empoderamiento de la mujer. Comprobamos de primera mano en nuestras misiones cómo la mujer es el motor de grandes economías, y sin embargo es relegada a un segundo plano por cuestiones políticas, sociales, jurídicas y culturales. En muchos ámbitos, sufre incluso la agresión física, sexual o psíquica, que impide su acceso a los recursos y cercena la igualdad, sometiendo a la mujer bajo el dominio del hombre y la tradición.

Las Hermanas de la Caridad de Santa Ana atienden cientos de centros que permiten un cambio real. Los esfuerzos de todos los que formamos parte de Fundación Juan Bonal hacen posible transformaciones antes impensables: que las niñas acudan a la escuela y reciban una formación, que las jóvenes no sean objeto de trata o abuso sexual, que las madres reciban los cuidados adecuados para poder criar a sus pequeños, que las madres de familia puedan acceder al empleo y generar ingresos, que la mujer adulta sea por fin independiente y dueña de su destino... Tantos y tantos cambios que, día a día, logran hacer germinar la posibilidad de cambiar el mundo de un modo profundo, tendiendo la mano a miles de niñas, jóvenes y mujeres que obtienen esperanza y pueden comenzar a soñar y mantener sus ilusiones con dignidad.

Desde la Fundación, se trabaja para mantener escuelas, centros de maternidad, hospitales y otras muchas misiones que protegen y apoyan a la mujer, colaborando en el logro de este cambio progresivo. Un ejemplo de esto es el centro de Boloncó, en Guatemala, donde Fundación Juan Bonal mantiene un internado en el que las jóvenes reciben una formación integral y les proporciona herramientas para dirigir sus vidas hacia un desarrollo con sólida base humana. Allí, 130 jóvenes reciben educación reglada, además de clases complementarias de informática, mecanografía, corte y confección, tejido, cocina, guitarra, canto, baile...

En Boloncó se facilita la maduración física, intelectual y afectiva de las jóvenes, respetando en todo momento su personalidad. Para ello, se potencia el conocimiento, la aceptación y la superación de sí mismas, los distintos cauces de expresión como medios de comunicación de la persona, el estímulo de la sensibilidad, la integración de la sexualidad y la afectividad, la capacidad crítica para analizar, valorar y transformar la realidad, la autonomía para tomar sus propias decisiones y la responsabilidad para llevar a cabo los compromisos adquiridos, y la valoración del trabajo como medio necesario para el crecimiento personal.

En centros como Boloncó, las jóvenes se encuentran a salvo, seguras y tranquilas, y reciben el cariño de las Hermanas, junto con todo lo necesario para disfrutar de su juventud y aprender las habilidades y conocimientos que van a necesitar en su vida adulta. Se convierten así en mujeres autosuficientes, luchadoras y llenas de ilusión, que consiguen tomar las riendas de su futuro.

Fundación Juan Bonal rubrica la conmemoración del Día Internacional de la Mujer con una acción permanente, cada jornada, en todo el mundo, por el empoderamiento de la mujer y la consecución de la igualdad de género.

Fundación Juan Bonal es expresión de solidaridad.

***

Para saber más:

* Toda la información en nuestra web corporativa: www.fundacionjuanbonal.org
* Conoce nuestros programas y proyectos de desarrollo: www.colaborador.org
* Apadrina ahora, puedes hacerlo desde nuestra web: www.padrinos.org o a través del teléfono 976443102.
* Síguenos en redes sociales: www.facebook.com/fundacion.bonal/ 

 


YoutubeFacebook

Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más información Aceptar