Expresión de solidaridad

Fundación Juan Bonal termina la construcción del molino de arroz en Costa de Marfil

09/01/2019

09/01/2019 Fundación Juan Bonal termina la construcción del molino de arroz en Costa de Marfil

La Hermana Carmina escribe desde Komborodougou, en Costa de Marfil, para informar y agradecer a Fundación Juan Bonal, y a todos los que han tomado parte en este proyecto, la culminación de la construcción del molino que permitirá limpiar el arroz que allí se cultiva.

Se trata de un molino industrial cuyo objetivo es que los hombres que cultivan el arroz puedan limpiarlo en grandes cantidades, y que los granos salgan enteros y limpios. Esto es necesario para que la calidad del arroz sea la requerida para la venta como arroz de producción local, y poder competir con el arroz importado, que es más barato pero de peor calidad. Esto significa ofrecer a estos agricultores la posibilidad de revalorizar la producción local y que puedan ganar más con los productos que cultivan, permitiéndoles ganar un sustento que supone un drástico cambio en sus condiciones y calidad de vida.

El molino ya está instalado. Es muy grande, y su funcionamiento es también más complejo que los molinos artesanales: realiza la limpieza de piedras, pajas, tierra y otras impurezas que se recogen en el campo; hasta poder tener el arroz limpio, el molino tiene que trabajar mucho. Para hacerlo funcionar, hacen falta tres personas. Los resultados obtenidos hasta ahora no son muy grandes porque la cosecha aún no ha terminado, pero ya se han procesado unas dos toneladas. Se espera que, cuando termine la cosecha, esta cantidad se incremente mucho más.

Pero no ha sido sencillo: surgieron algunos problemas técnicos, de tipo mecánico, que se pudieron resolver con la ayuda de un técnico venido de Korhogo.

La Hermana Carmina confirma la esperanza de que este molino sea el primer paso de un proceso que mejore la vida de estas personas y su futuro. Por ejemplo, se organizará un almacén para recoger el arroz según viene del campo y comprarlo: es necesario para poder tener una gran cantidad de arroz preparado cada vez que se pone en marcha el molino. Por ahora todo es reciente, pero se están planificando varias actividades: cimentar los alrededores del molino para poder extender el arroz y ponerlo a secar, realizar una canalización para recoger el agua del tejado, etc.

La Hermana recuerda que las cosas no son siempre fáciles, y cuando se pone en marcha una actividad, surgen otros problemas colaterales que hay que ir solucionando. Pero la ilusión, la solidaridad y el duro esfuerzo de Fundación Juan Bonal y las Hermanas de la Caridad de Santa Ana logran dar los pasos necesarios, día a día, para que las personas con menos recursos puedan acceder a mejores condiciones de vida y con mayor dignidad.

Fundación Juan Bonal es expresión de solidaridad.

***

Conoce más sobre la labor de la fundación y sus misiones en el mundo a través de los sitios web y Facebook:
www.fundacionjuanbonal.org
www.padrinos.org
www.colaborador.org
www.facebook.com/fundacion.bonal/


YoutubeFacebook

Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más información Aceptar