Expresión de solidaridad

Mensaje del Papa Francisco para la Cuaresma de 2018

15/02/2018

15/02/2018 Mensaje del Papa Francisco para la Cuaresma de 2018
El Santo Padre ha difundido un mensaje especial para todos nosotros, de cara a vivir el tiempo de Cuaresma con más amor y espíritu de bondad. Ofrecemos a continuación algunos fragmentos del mismo, cuyo contenido nos pueden llevar a profundas reflexiones.
 
***
 
"Al crecer la maldad, se enfriará el amor en la mayoría" (Mt 24,12)
Esta frase se encuentra en el discurso que habla del fin de los tiempos y que está ambientado en Jerusalén, en el Monte de los Olivos, precisamente allí donde tendrá comienzo la pasión del Señor. Jesús, respondiendo a una pregunta de sus discípulos, anuncia una gran tribulación y describe la situación en la que podría encontrarse la comunidad de los fieles: frente a acontecimientos dolorosos, algunos falsos profetas engañarán a mucha gente hasta amenazar con apagar la caridad en los corazones, que es el centro de todo el Evangelio.
 
Un corazón frío.
¿Cómo se enfría en nosotros la caridad? ¿Cuáles son las señales que nos indican que el amor corre el riesgo de apagarse en nosotros? Lo que apaga la caridad es ante todo la avidez por el dinero, raíz de todos los males. [...] Se transforma en violencia que se dirige contra aquellos que consideramos una amenaza para nuestras certezas: el niño por nacer, el anciano enfermo, el huésped de paso, el extranjero, así como el prójimo que no corresponde a nuestras expectativas. La tierra está envenenada a causa de los desechos arrojados por negligencia e interés.
 
¿Qué podemos hacer?
La Iglesia, nuestra madre y maestra, [...] nos ofrece en este tiempo de Cuaresma el dulce remedio de la oración, la limosna y el ayuno. El hecho de dedicar más tiempo a la oración hace que nuestro corazón descubra las mentiras secretas con las cuales nos engañamos a nosotros mismos. [...]
El ejercicio de la limosna nos libera de la avidez y nos ayuda a descubrir que el otro es mi hermano: nunca lo que tengo es sólo mío. Cuánto desearía que la limosna se convirtiera para todos en un auténtico estilo de vida. [...]
Y cuánto querría que, también en nuestras relaciones cotidianas, ante cada hermano que nos pide ayuda, pensáramos que se trata de una llamada de la divina Providencia: cada limosna es una ocasión para participar en la Providencia de Dios hacia sus hijos; y si Él hoy se sirve de mí para ayudar a un hermano, ¿no va a proveer también mañana a mis necesidades, Él, que no se deja ganar por nadie en generosidad?
El ayuno, por último, debilita nuestra violencia, nos desarma, y constituye una importante ocasión para crecer. Por una parte, nos permite experimentar lo que sienten aquellos que carecen de lo indispensable y conocen el aguijón del hambre; por otra, expresa la condición de nuestro espíritu, hambriento de bondad y sediento de la vida de Dios. El ayuno nos despierta, nos hace estar más atentos a Dios y al prójimo, inflama nuestra voluntad de obedecer a Dios, que es el único que sacia nuestra hambre.
 
Querría que mi voz traspasara las fronteras de la Iglesia Católica, para que llegara a todos ustedes, hombres y mujeres de buena voluntad, dispuestos a escuchar a Dios. Si se sienten afligidos como nosotros, porque en el mundo se extiende la iniquidad, si les preocupa la frialdad que paraliza el corazón y las obras, si ven que se debilita el sentido de una misma humanidad, únanse a nosotros para invocar juntos a Dios, para ayunar juntos y entregar juntos lo que podamos como ayuda para nuestros hermanos.
 
[...] Los bendigo de todo corazón y rezo por ustedes. No se olviden de rezar por mí.
 
***
 
Fundación Juan Bonal se une a este mensaje del Santo Padre, y trabaja activamente para luchar contra la frialdad de los corazones, creando puentes de solidaridad entre quienes más sufren la necesidad y quienes pueden ayudarles.
 
A través de las diferentes líneas de trabajo de la Fundación, se hace posible convertir la limosna de la que habla el Papa en un cambio radical de las condiciones de vida de los necesitados, que transforma el mundo y genera igualdad, justicia y dignidad para todas las personas. Los apadrinamientos, las Becas de Estudios Superiores, los Proyectos de Cooperación y la Ayuda ante Emergencias son vías para convertir en realidad el deseo de ayudar al prójimo, y hacer brotar la calidez que elimine el frío de los corazones, para que sean fuente de amor y valores humanos.
 
Conoce más sobre la labor de la fundación y sus misiones en el mundo a través de los sitios web y Facebook:
www.fundacionjuanbonal.org
www.padrinos.org
www.colaborador.org
www.facebook.com/fundacion.bonal/

YoutubeFacebook

Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más información Aceptar