Expresión de solidaridad

El Niño costero sigue llorando sobre un Perú en situación de emergencia

01/04/2017

Fundación Juan Bonal busca recursos para ayudar a los damnificados por las inundaciones y huaicos en Perú.
Las misioneras de la Congregación de Hermanas de la Caridad de Santa Ana están visitando a las familias afectadas, evaluando los daños y haciendo un estudio para informarnos de las primeras necesidades así como encontrar fórmulas de colaboración. En muchos lugares no hay agua ni luz y las vías de acceso han quedado totalmente colapsadas por muros de roca y lodo dejando cientos de familias aisladas.

Dice la Hermana Nuria Barraca, Provincial de la Congregación en Perú que se producirán situaciones muy difíciles de atender: "el problema es que una vez pasado el desastre y que esto deje de ser noticia quedan en el olvido miles de personas que van a necesitar una forma de volver a iniciar su vida" y añade "carecen de productos tan elementales como una olla para cocinar, jabón, agua, etc..." En poco tiempo, estas personas se encontrarán en situación de total indefensión, a merced de la solidaridad que pueda llegar de benefactores de todo el mundo. "Vamos a necesitar, dice la Hna Nuria, lo más básico y algo que va a ser muy urgente: redecillas para evitar los insectos y repelentes, hay que tener en cuenta que estos lodos van a ser caldo de cultivo para enfermedades como la malaria y el dengue". "Lo mejor será disponer de recursos económicos para poder adquirir estos productos aquí, creemos que es la forma más rápida de dar respuesta a nuestros hermanos".


(Las Hermanas viajan a la zona para visitar a los más damnificados)


La Hermana María Cantó, de la misión de Olmos, al norte del país, se ha desplazado a zonas muy concretas. Ella se encuentra ahora en Villa Batanes. Impresionada nos dice que "el río se llevó todo el pueblo. No se puede ni caminar porque todo está lleno de aguas turbias y mucho barro. La gente ha improvisado lanchas a base de tablas y bidones. Esta pobre gente necesita ayuda urgente porque todo lo sepultó el barro"

¿Qué está ocurriendo en Perú?

El COEN, Centro de Operaciones de Emergencia, nos hace llegar cifras alarmantes sobre la situación en Perú. Ya son más de 100 fallecidos y alrededor de 700.000 las personas que de una u otra forma han visto sus ilusiones arrastradas por las aguas.

Cuando los distritos afectados no terminan por recuperarse de los primeros desbordamientos del río Piura, diferentes sectores de la zona como Narihualá, Pedregal o Castilla reciben de nuevo el "golpe" de las aguas y en esta ocasión de forma violenta llegando incluso a los campamentos de refugio. Los "huaicos" (masas de lodazal, roca y piedras que se desprenden de los Andes debido a las fuertes lluvias), cayeron de nuevo sobre los ríos Piura, Charanal o Huarmey entre otros obstruyendo su caudal natural y desbordándose posteriormente con una fuerza devastadora. 

¿Por qué se producen estos desastres?

La energía desprendida por este fenómeno es tal que arrasa con todo y cobra más virulencia si cabe en años del fenómeno de "El Niño costero". Así, los caudales cristalinos de agua de los valles acaban convirtiéndose en torrentes de lodo, piedra, árboles... vehículos, casas, cultivos, granjas, canalizaciones de luz, agua, etc... El desastre cobra proporciones desorbitadas cuando el lodazal encuentra a su paso viviendas muy humildes hechas con tablas, adobes, chapas, uralitas y poblados enteros que han crecido de manera ilegal invadiendo zonas de riesgo próximas a las riberas de las corrientes de agua.


(La fuerza del agua ha dejado sin recursos a las familias más humildes)


Ayuda de la Iglesia.

La respuesta del papa no se ha hecho esperar. En un reciente comunicado del Vaticano el papa Francisco ha enviado un donativo de 100.000 dólares entregados a la Conferencia Episcopal Peruana para ser aplicados por Cáritas Perú en las primeras necesidades. El papa sintoniza con el dolor de miles de hermanos que sufren a consecuencia de los desastres naturales. "Quiero transmitir mi cercanía a la querida población de Perú duramente afectada por las devastadoras inundaciones. Rezo por las víctimas y por quienes se afanan en ofrecer socorro" dijo Francisco animando así a la solidaridad de todos. 

Actuación del Gobierno.

Por su parte el Presidente de la República, Pedro Pablo Kuczynski ha declarado la región de Piura en emergencia encomendando al Ministerio de Defensa las tareas de rehabilitación de las zonas afectadas y salvaguarda de la vida  e integridad de las personas.

Mapa de esta emergencia en cifras:

-100 muertos
-102.000 damnificados
-645.000 afectados
-265 heridos
-10 desaparecidos

Regiones más afectadas:
-Piura
-Lambayeque
-La libertad
-Áncash
-Lima

Situación de las viviendas:
-11.540 viviendas colapsadas
-12.460 viviendas inhabitables
-141.150 viviendas afectadas

Carreteras:
-2.152 kilómetros de carreteras totalmente destruídas
-4.555 kilómetros de carreteras afectadas


¿Cómo puedes colaborar con las familias damnificadas?

Fundación Juan Bonal ofrece respuesta inmediata en situaciones de emergencia a través de las Hermanas que se encuentran en la zona y bajo el conocimiento expreso de la situación de los afectados y sus necesidades. Todos los recursos aportados por nuestros benefactores son entregados y gestionados a través de nuestras misioneras. 

En estas cuentas puedes hacer efectiva tu ayuda:
ES77-2085-0129-03-0330053678  -IBERCAJA
ES68-0075-0006-04-0702713158  -BANCO POPULAR
(No olvides indicar: "Emergencia Perú")

 

Luis López
Director de Marketing


YoutubeFacebook

Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más información Aceptar